Somos herederos de una larga tradición empresarial y gremial, fuertemente vinculados al sector de la construcción, las finanzas y el campo.

Hoy VIRAUN se constituye como la marca de nuestro grupo de empresas, presente en los sectores económicos tradicionales a lo largo de la historia familiar y en otros nuevos como respuesta a carencias apreciadas en nuestra economía a lo largo de los años.

Mediante la innovación, desarrollo, eficiencia y aplicación de técnicas de dirección y gestión de éxito... Así, somos capaces de ofrecer nuevas soluciones a nuestros clientes y socios.

 

VIRAUN: ACTIONS... NOT WORDS!

 

MISIÓN



La marca VIRAUN nació en el año 2013, con ambición de desarrollo para la aplicación en diferentes áreas de nuestra economía y sociedad, en un intento de modernización de las estructuras empresariales familiares tradicionales. Lo hizo en un momento muy adverso para nuestro país, porque estábamos convencidos de que seríamos capaces de superar esas dificultades con nuevas ideas y planteamientos empresariales mucho más sostenibles que los que hemos conocido hasta el momento.

 

Y así fue, hoy miramos al futuro con optimismo, trabajando como “hormigas” día a día para seguir progresando y consolidando las bases fundamentales de nuestro negocio.

 

La marca del grupo VIRAUN SL, asume la actividad de alquiler y explotación turística directa, y a su vez agrupa todas las participaciones societarias, industriales y sectoriales; tras diferentes cambios a lo largo de los últimos años la estructura general prevista a partir del año 2022 será la siguiente:

 

-Seguros y caución, VIRAUN SOCIEDAD DE AGENCIA DE SEGUROS VINCULADA, SL ofrece soluciones de mediación en seguros industriales, comerciales, institucionales y grandes patrimonios, así como líneas de producto específicas, reaseguros y caución.

 

-Construcción Propia, HISPANO SUIZA DE CONTRATAS SLU

 

-Energías Renovables, WOLFTEC IBERIA SLU

 

-Participaciones Agrícolas, VITAER SAT

 

-Representación y Distribución Artística, ARTKINTOA SLU

 

 

La empresa ha cesado su actividad tras la venta de sus participaciones en los siguientes sectores donde antes prestaba sus servicios:

 

-Telecomunicaciones y Media, VIRAUN TELEKOM

 

-Facilities, Importación y Exportación, VIRAUN SERVICES

 

-Servicios VIP, UE-TRANSPORTER

 

-Banca, Agentes de Banco Sabadell

 

NUESTROS PRINCIPIOS BÁSICOS

 

Pensamos diferente y actuamos de forma muy distinta a la mayor parte de las empresas, manteniendo la cultura clásica y los valores tradicionales.

 

Huimos de las modas, de la nueva cultura del negocio donde solo parece que brillan empresas que en realidad son un BLUFF... aplicaciones, startup, fintech... empresas y economías virtuales en sentido literal. Conceptos nacidos y creados para el rápido enriquecimiento de sus creadores con negocios de muy corto recorrido.

 

No creemos en ese modelo, quizás seamos algo románticos, pero hemos nacido en Europa y somos herederos de la gran historia de nuestros antepasados, por ello, seguimos confiando y cuidando los valores de la cultura clásica Griega, Roma y Cristiana.

 

En una sociedad como al actual, abrumada por la adoración a los nuevos Vellocinos de Oro, deportistas, cantantes, artistas, famosos..., creemos que hay que recuperar la esencia y la profundidad del individuo y escapar de todo este escenario de cartón piedra que nos rodea hoy en día.

 

Cogito ergo sum, si aplicásemos hoy la frase de René Descartes, estaríamos ante una sociedad ZOMBIE, ya que por desgracia pocos son hoy los que piensan por sí mismos.

 

Ante una sociedad como la que nos rodea, nuestras actividades no están abiertas a cualquiera, ni a cualquier precio. Para nosotros no es asumible “el todo vale”, somos fieles a nuestros principios y conciencia, y por ello, coherentes.

 

No buscamos agradar a todo el mundo, confiamos en lo que podríamos llamar “selección natural” porque para lograrlo perderíamos nuestra esencia y seríamos una caricatura de nosotros mimos.

 

No todo el mundo puede trabajar con nosotros, ni nosotros con todo el mundo, somos exigentes, especiales, rigurosos y ejemplares, puede parecer elitista, pero la experiencia nos demuestra que es mejor rodearse de buenas personas que de personas simplemente brillantes, el brillo con el tiempo se va perdiendo tono.

 

No confiamos en las apariencias, si algo nos ha demostrado la experiencia de los años es que en un mundo tan superficial, la proyección exterior es poco fiable, por no decir muy engañosa en la mayoría de los casos.

 

No prometemos aquello que no podemos cumplir, quizá sea la forma más fácil de construir la confianza, pero por desgracia se aplica poco en nuestros tiempos.

 

Preferimos perder antes que perder nuestra dignidad; tiempo, dinero, esfuerzo... está muy bien, pero si para conseguir nuestro objetivo se ponen en cuestión nuestros valores, perderemos sin contemplaciones. Muchas veces una retirada a tiempo es una gran victoria.

 

Somos inflexibles en el cumplimiento de la palabra dada, exigimos lo que ofrecemos, absoluta lealtad y respeto al compromiso pactado.

 

Si algo funciona seguirá funcionando, cuidamos a las personas que nos importan, pero también a las cosas, por ello, si algo funciona aunque sea viejo, seguirá funcionando mientras dure nos da igual que se pueda proyectar una apariencia “cutre”, a la puerta de nuestras oficinas no estará aparcado nunca el último modelo de Audi A8 (los que tenemos tienen más de 20 años y siguen como el primer día), ni en nuestras oficinas estarán los equipos más modernos de ofimática o el mobiliario más “COOL”.

 

La modernidad entendida como mejora es bien recibida, mejorar, evolucionar, aprender, trabajar con nuevas ideas y dar forma a soluciones y proyectos de manera diferente, eso es lo que es ser moderno para nosotros, llevar el último modelo de smartphone NO.

 

El miedo no forma parte de nuestra cultura, somos firmes, poco o nada nos puede sorprender hoy en día, por desgracia estamos curados de espanto, sabemos como encarar situaciones muy adversas y el miedo lo único que genera es distracción, y esa pérdida de serenidad y concentración nos aleja de la resolución de la situación.

 

La ilusión como motor, es la energía más potente del mundo y los sueños su combustible, el día que no tengamos ilusión por lo que hacemos o dejemos de soñar nada de esto tendrá sentido, por ello seguimos alimentando de combustible nuestras esperanzas.

 

Mejor hagamos las cosas simples, la burocracia es el cáncer de nuestro tiempo, estructuras improductivas y limitadoras que lo único que generan es pobreza y desigualdad, por ello huimos de la complejidad añadida... intermediarios, comisionistas, jetas varios, tontos con cargo... en general nos producen urticaria; así como de los procesos excesivamente adornados para no dejar de ser elementos carentes de sentido o contenido.

 

El núcleo de las cosas, el tiempo es muy valioso, por eso mejor ir al fondo de los asuntos sin perdernos demasiado en lo que puede rodear, mejor concentrarnos en lo esencial.

 

Actuar con alegría y dinamismo, esa es la actitud correcta para nosotros, sin dejar de ser eficientes, metódicos, rigurosos, previsores y ágiles.

 

¿Desea conocernos personalmente?

 

En la pestaña "Nuestro Equipo" puede conocer a algunas de las personas que colaboran en nuestra empresa.